23/8/15

Más lejos que el viento

Dormir sobre las almohadas de dorados recuerdos, las caricias del tiempo que arrastran hacia aquel banco de miradas, que gritaban en alto tus sentimientos sin ser capaz de ocultar nada.
Fragilidad de un rostro descubierto por su sincera claridad frente a la inspiración, verla fijamente a los ojos alcanzando a descubrir lo mas intenso de un amor que jamas desvanece.

Abrazado a la sensación de ser nube en un claro cielo, sin razones ni argumentos sobre el querer, simplemente alcanzado por las flechas de la franqueza que te transmite el sencillo misterio de su blanca tez,

Que viva el amor verdadero, aquel que solo dice en miradas, aquel que solo acaricia en silencios, aquel que va más lejos que el viento, que logra atravesar los sueños.