30/6/15

Noches de reflexión

Noches de verano, en reflexión sobre la vida. Sin silencios, acompaña el susurro del viento... mágica e intensa melodía.
El pensamiento del que vive eterno en la huella que marcan sus buenos actos y del que muere en vida sin ilusión ni perspectiva.
Esas noches donde no hay luces que atormentan, simplemente soledades de fiel compañia. El interior late de sentimientos, aquel reflejo en papel infinito que requiere ese corazón que de amor, de indignación, de empatía y algo de esperanza palpita, para no apagar la lumbre de ilusion frente al nuevo día que se aproxima.

Nacemos arriesgando, en cambio, mientras perdemos la inocencia muchos van perdiendo la valentía, se encierran en la tristeza que consume, frente a intentar abrir las multiples puertas que ofrecen calma y alegria.
El tiempo nos aplasta, cuando ciertamente las riendas de este deberían estar en nuestras manos, viviendo y no enterrando las dulzuras de la vida.

Llamamos complicado a lo que negamos enfrentar, decimos imposible sin siquiera comenzar, tiramos la toalla y lloramos las consecuencias del final.
Pero nuestro corazón palpita, buena señal, en esas noches de verano en reflexión que cuando acaben, pueden ser la gran razón de un nuevo y bello despertar.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay que darse por vencido. Siempre hay oportunidades de despertar tras la reflexión :) Muchas gracias por tan bellos escritos amigo Ahmed.
Abrazos desde Ecuador

Sara M. dijo...

Con la mejor banda sonora!!!
Enhorabuena por tus 6 años escribiendo aquello que sientes y haciéndonos "reflexionar"