17/12/12

Atardecer de inspiración

Componia por ti en silencio, aquellos versos que proclamaban la libertad.
Me lograbas dibujar una sonrisa y desdibujabas el amargo fondo de la soledad.
Escribia mil canciones, sin notas ni tonos, solo letras esparcidas por un espacio de confusion bajo la sombra de tu existir, una luz inmensa de valor.
Das lumbre con tus ojos a los laberintos oscuros de la vida y yo doy gracias a Allah por enseñarme a controlar la razón.
La alegría con tu aire me domina, la sensación de fijar el tiempo sin contener la respiración.
Desear que las mareas se calmen al pasar por nuestras vidas, enterrar los obstáculos sin desgastar la paz que produce nuestro amor.
Me enseñas con la paciencia y aprendo como niño a sonreír frente al temor.
Así los miedos se abren claros, como bosques oscuros que dejan pasar las luces del sol.
Amanece para quedarnos en la cima de las montañas y oscurece para mantener el fuego que ilumina cada día nuestros pasos y sostiene a latidos la unión.  Pese a la lejanía de la vida, se mantienen nuestros sueños, resonando a la par de la melodía, que produce nuestro humilde corazón.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa entrada! *o*

Anónimo dijo...

Increible los sentimientos que genera esta bella entrada :') sigue asi! Y gracias por compartir tus escritos y pensamientos de esta manera tan linda. Un Saludo ;)