3/12/11

Escribo...


El aire sopla fuerte de nuevo, impacta sobre los muros de la esperanza pero su gloria no la espanta...
Cuando el amor que lo envuelve es de papel en el que cada noche lloraba las letras que describían la extrañeza por la dulce mitad de mi corazón... que solo rondaba en mi memoria como viajante en busca de la ultima estación... de un largo trayecto y desconocido final.
Se respira una nueva sensación... nueva brisa de un Otoño acabado.
Y sin querer sigo escribiendo mi ultima carta eterna... tanto oscura como clara, te la escribo pero no te la envío, te la dedico pero no te lo digo.
Yo solo escribo.
Porque a mi parecer escribir hace cercanos los sentimientos, los cuales hacen que entone mi propia melodía, escribir me domina, hace que acaricie nueva sensaciones de vida, logra que llore en silencio, y que me contenga ante las tormentas cada día.
Confieso que escribir es el bálsamo de mi corazón ante el desconsuelo... la libertad valiente ante la oscuridad del miedo... el arma mas fuerte que me mantiene recto en mi peculiar sendero.
No escribo porque escribo, describo en ocasiones lo que me dicen los sueños... solo escribo lo que deseo y escribo porque te quiero.

No hay comentarios: