7/8/09

Imagina la calle....

Los encantos de los ojos de la luna,
aquellos que pasean por las calles del barrio, al atardecer.
La mezquita de esta,
que se centra entre los vendedores de la calle.
La clientela curiosa y sin prisa.
No existen las carreras del dia a dia.
Puedes ver a gente que no asegura su cena,
pero sin embargo anda contenta y feliz entre cantos.
En la calle puedes sentir el calor humano y sincero,
a la vez que sientes diversas miradas de distintos sitios a tu persona.
La calle, tan llena y vacia,
esta, tan fria y oscura
aveces, al igual que tan calurosa y blanca, iluminada
por la actividad humana.

No hay comentarios: