25/7/09

Como nunca...

Fue mi primera noche en casa, el despertar y ver la cortina valanceada por el viento y brillante por la luz del sol, oir el adan y contemplar a la cantidad de personas que van con fé destinados a la mezquita, que esta a la vez se ve abierta como brazos humanos que dan la bienvenida a los musulmanes.
Observar a la vez a la cantidad de niños y jovenes reunidos a las puertas de las casas y vendedores en sus puestos dando ambiente a la calle.
Fue mi primer despertar, y quizas no el ultimo insaallah, pero estos ambientes magicos y sinceros no los cambiaria por nada en el mundo.

1 comentario:

sara93 dijo...

ooh k bonito
a mi tambien me gusta esa sensacion de oir el athan de las mezquitas cuando estoy en mi pais.
Me encanto la entrada k escribiste
K sigas pasandotelo genial
Nos vemos
Cuidate muuucho
Chao